Bote progresivo

Deja un comentario

​El bote acumulado es uno de los “ganchos” más atractivos de un casino online. Se trata de una cantidad grande de dinero que aumenta continuamente y que puede ser ganada por cualquier jugador. A pesar de que las posibilidades de ganar el bote dependen del tamaño del mismo y son muy escasas, cientos de miles de jugadores arriesgan a diario su dinero en los casinos online para tratar de conseguirlo.

¿Qué es el bote acumulado?

El bote progresivo (España) o acumulado está ligado directamente a las máquinas tragaperras y es, de hecho, el premio mayor que se puede ganar jugando a las tragaperras. Puede tratarse de cualquier máquina, desde la clásica tragaperras de palanca (el “bandido manco”, como originalmente se la conoce) hasta el video póker: lo importante es que están ligadas entre sí y son parte de una misma red. Con cada apuesta que hace un usuario de un casino online en cada una de las tragaperras, que están unidas entre sí en la red, aumenta el tamaño del bote. Y, como quiera que en una misma red pueden encontrarse decenas de máquinas tragaperras, el bote acumulado va creciendo literalmente cada minuto y a veces puede llegar a cifras astronómicas. Así, por ejemplo, en los casinos online que utilizan el software de la compañía Microgaming, el tamaño del bote acumulado supera la cifra record de los cinco millones de dólares. Sin embargo, las probabilidades de ganar este bote son míseras, y son de una posibilidad entre 49.836.032.

Como norma, el casino online retiene una parte de la apuesta de cada jugador para elevar el bote acumulado. La parte que se retiene de cada apuesta puede llegar el 10% de lo gastado por el jugador en las tragaperras. El bote crece de forma continua, lo cual se puede observar en directo en cada una de las máquinas tragaperras unidas en la red.

¿Cómo ganar un bote acumulado en un casino online?

Las posibilidades de llevarse el bote acumulado (en español) en las máquinas tragaperras de un casino online son extremadamente pequeñas y dependen del tamaño del mismo: cuanto mayor es, menos probabilidades tiene el jugador de llevárselo. La condición necesaria que debe darse para ganar el bote acumulado es que salga la combinación más alta. Así, por ejemplo, si está jugando a las tragaperras tradicionales de cinco tambores con bote acumulado, para conseguirlo es preciso que en cada uno de los cinco tambores salga es mismo símbolo con premio, del que normalmente sólo existe un ejemplar en cada tambor. En el vídeo póker, para ganar el bote acumulado es necesario estar en posesión de la escalera de color al as, que es la mano de póker más alta.

Bote progresivoPara disponer de la posibilidad de aspirar al ganar el bote, no es suficiente con que el jugador apueste lo mínimo en una máquina tragaperras. Los cazadores de los botes acumulados tienen que gastar mucho continuamente y jugar apostando lo máximo. Según las reglas de los casinos online, sólo tienen derecho a llevarse el bote los jugadores que apuestan la cantidad de monedas máxima (normalmente son cinco, y en algunas máquinas, seis)

Si usted se ha propuesto en serio llevarse el bote acumulado en un casino online, los primero que tiene que hacer es elegir la máquina tragaperras que tenga el bote más pequeño (porque, como ya se ha dicho, cuanto mayor es el bote, menos probabilidades hay de ganarlo). En segundo lugar, tenga en cuenta el hecho de que, por extraño que parezca, es más fácil sacar el bote acumulado en el video póker.

¿En qué reside la ventaja del video póker para los que esperan ganar el bote? En el video póker se puede escoger la mejor estrategia de juego y, en consecuencia, calcular las probabilidades de victoria. En las máquinas tragaperras normales esto no se puede hacer, ya que no se puede saber cuál es el porcentaje de posibilidades de victoria. Para poder calcular aunque sea aproximadamente la probabilidad de victoria del bote en un casino online jugando a las tragaperras, es necesario saber exactamente el número de símbolos que hay en cada tambor, y de paso el número de tambores que hay en la máquina.

Deja un comentario